domingo, 13 de febrero de 2011

Manejo de los instrumentos de dibujo

El dibujo técnico es la disciplina que sirve de medio de expresión a la geometría descriptiva, y al diseño de proyectos en general, en todas las ramas de la ingeniería. Por este motivo, resulta de una importancia capital el correcto manejo del instrumental y de los procedimientos básicos del trazado para lograr resultados de calidad aceptable, ya que si el ejecutante no se esmera en adquirir la técnica correspondiente, siempre obtendrá resultados mediocres, aún cuando posea un amplio dominio en la parte teórica.
Las herramientas mínimas necesarias para la ejecución de los trabajos propios de esta rama del conocimiento son los siguientes: lápices, goma de borrar, regla graduada en milímetros, escuadra, cartabón, compás de precisión, plantilla para borrar, sacapuntas o afila minas y papel blanco base 20.

El lápiz

Para el dibujo técnico se prefiere el uso de lápices de madera con núcleo de grafito, si bien es
cierto que existen los lapiceros semiautomáticos o portaminas, los cuales presentan la ventaja de prescindir del uso de sacapuntas. Según el grado de dureza los lápices especiales para el dibujo se clasifican por letras y números. La serie H (del inglés hard) va del H hasta el 8H y corresponde a lápices duros y por lo tanto de un trazo más fino; el número que acompaña a la letra indica el grado de dureza: a mayor el número, mayor la dureza. La serie B (del inglés black) está
compuesta por lápices de mina blanda, siendo el 7B el más blando y por lo tanto genera un trazo muy grueso inapropiado para el dibujo técnico. El lápiz F (del inglés firm) es único y posee una dureza intermedia entre las dos series anteriores. Lo mismo se aplica al lápiz HB.
En la realización de dibujos de índole técnica se aconseja el uso de los lápices F o HB, H, 4H y 2H, debido al espesor de las líneas utilizadas, el cual está regulado por la normativa internacional (ISO).

Resulta conveniente mantener muy bien afilada la punta del lápiz con la finalidad de obtener un trazado nítido, uniforme y preciso para todos los tipos de líneas. La técnica más recomendada implica sostener el lápiz de manera firme, manteniendo una presión constante sobre el instrumento (regla, escuadra o plantilla) y haciendo rotar la punta a medida que se traza la línea. Debe procurarse mantener un ángulo de unos 60º entre el lápiz y el papel en la dirección del trazado.

El compás
Es un instrumento de precisión con el cual se pueden trazar arcos de circunferencia y tomar y copiar distancias. De los distintos tipos de compás existentes, se prefiere el uso del de bigotera (Fig. A.1) debido a su reducido tamaño y bajo costo. Los brazos de este tipo de compás se acercan y se separan por la acción de un tornillo regulador, lo que se traduce en trabajos de buen nivel de precisión.

Las agujas del compás presentan dos puntas, de las cuales una es fina y con un ensanchamiento que evita su penetración a mayor profundidad, previniendo así que el orificio hecho en el papel sea de grandes dimensiones. Algunos modelos poseen un soporte en el que se pueden fijar lápices, siendo éste el más recomendado por su versatilidad.
Para obtener un buen resultado se recomienda seguir el siguiente procedimiento a la hora de trazar arcos
de circunferencia: En primer lugar se debe marcar el centro mediante dos trazos, uno vertical y uno horizontal, a manera de cruz. Luego se mide el radio a partir de esa marca empleando una regla graduada, señalándolo con una marca muy suave. Seguidamente se coloca la punta en el centro del arco y se abre hasta lograr alcanzar la marca del radio, realizando luego el giro sujetando el compás por el mango con los dedos índice y pulgar. Este movimiento debe ser, preferiblemente, en sentido horario e inclinando ligeramente el instrumento.

La escuadra y el cartabón

Estos instrumentos se utilizan en el trazado de líneas rectas paralelas, perpendiculares y oblicuas a 30º, 60º 15º y 75º (Fig. A.2) y tienen forma de triángulo rectángulo. Los catetos de la escuadra tienen igual longitud debido a que forman 45ª con la hipotenusa; en el cartabón, los catetos forman con la hipotenusa ángulos de 30º y 60º, por lo que tienen diferente longitud. Estos instrumentos se utilizan apoyándolos uno sobre el otro, empleando uno de ellos como elemento móvil. El uso de la regla T se omite en este trabajo, debido a que los dibujos ejecutados en geometría descriptiva presentan pequeñas dimensiones.

Titulo: GENERALIDADES EN EL ESTUDIO DE LA DOBLE PROYECCIÓN ORTOGONAL.
Autor: Jorge Luis Calderón Salcedo